Manuel Castro Barrales medalla al mérito deportivo de la Real Federación Española de Esquí

El día 10 de diciembre se le entrego la medalla al mérito deportivo de la Real Federación Española de Esquí a Manuel Castro Barrales, un homenaje a su trayectoria profesional y personal en el mundo de la nieve y de la montaña.

Más de uno se preguntará el porqué de la entrega de este reconocimiento, con este artículo haremos una síntesis de una vida entregada al desarrollo del esquí alpino, la transmisión de los valores del deporte y el respeto a los entornos naturales.

Manolo nació en La Zubia, un pueblo situado en las faldas de Sierra Nevada, pero no fue hasta los 15 años, cuando trabajando como botones en el hotel Meliá Sol y Nieve, que se inició en el mundo del esquí aprovechando para aprender y practicar en su tiempo libre.

Con 18 años inicio su larga carrera como profesor de esquí en la Escuela Española de Esquí, con la que se ha mantenido ligado hasta su jubilación. 47 años vinculados a la EEE.

En esa época conoció a su mujer, Isabel, y tras un tiempo de noviazgo, se casaron e iniciaron su vida en Sierra Nevada.

Un 27 de marzo de 1979, esquiando con sus compañeros, se precipito al vacío por la cornisa del Veleta, aproximadamente 190 metros verticales, que son casi 10 segundos en el aire. Al caer se formo una avalancha, la cual le arrastro otros 500 metros, teniendo la fortuna de que al detenerse se quedó con el tronco por encima de la nieve. En menos de un minuto volvió a nacer dos veces. El destino tenía otros planes para él.

Cuando nació Manolillo y empezó a crecer, Isabel y Manuel, junto con las demás familias con hijos que vivían en Sierra Nevada, vieron la necesidad de la construcción de una escuela en Sierra Nevada a la que pudieran ir los niños del pueblo que se estaba formando en la montaña. Manuel medio con el ayuntamiento tan activamente que terminó siendo concejal de deportes del Ayuntamiento de Monachil y Alcalde pedáneo durante 12 años.

Una vez construido el colegio en Sierra Nevada, junto a varios de sus compañeros y amigos amantes del deporte del esquí, constituyeron el Club de Esquí Monachil Sierra Nevada, creándose básicamente paralelamente colegio y club, brindando a los niños de Sierra Nevada la posibilidad de poder entrenar a diario.

El éxito deportivo de este proyecto no tardó en dar sus frutos y durante más de 20 años el esquí andaluz fue referente a nivel nacional, obteniendo una gran cantidad de campeones nacionales en todas las categorías y viendo con orgullo como dos niñas (Carolina y María José) que se iniciaron en el esquí de la mano de este proyecto, llegaron a subirse a lo más alto en la Copa del Mundo de esquí alpino en varias ocasiones.

Durante su etapa como concejal del Ayuntamiento de Monachil, fue partícipe de dos eventos que marcarían el destino de Sierra Nevada.

El primero fue promover junto con el Ayuntamiento de Monachil la candidatura de Sierra Nevada como sede de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, lo cual supuso el desarrollo de infraestructuras tanto para la urbanización, como para el centro de esquí.

El segundo fue la constitución de Sierra nevada primero como Parque Natural (1989) y posteriormente en Parque Nacional (1999).

 Para una persona tan vinculada a la montaña y al mundo del esquí como Manolo, cinco meses de esquí al año no son suficientes y desde 1990 lleva viajando ininterrumpidamente a Suramérica, concretamente a Antillanca, un pequeño centro de esquí ubicado en la Patagonia Chilena.

En Antillanca trabajo durante 10 años como jefe de pistas y de la escuela de esquí.

En el año 2000 inicio un proyecto social y deportivo llamado Club de Esquí Patagonia Chilena, dicho proyecto da la posibilidad a los niños de escasos recursos, escolarizados en la Comuna de Puyehue de aprender a esquiar y conocer los deportes de invierno.

 Al final de cada temporada se hace una captación de talentos con los chicos que demuestran la habilidad y determinación necesaria para esquiar y pasan a integrarse en los grupos de competición, compaginando los estudios y el deporte de competición. Un proyecto deportivo que tras 20 años de recorrido ha demostrado que con trabajo, compromiso y continuidad se puede alcanzar el éxito deportivo, aparte de ver como los valores del deporte forman a grandes profesionales y excelentes personas.

A día de hoy y tras 80 temporada de esquí a sus espaldas, Manolo sigue ligado a sus clubes de esquí en España y Chile y sigue haciendo lo que más del gusta, esquiar y entrenar a sus nietas.

Desde el Club Esquí Monachil queremos agradecer la entrega de esta Medalla al Mérito Deportivo de la RFEDI y mirando al pasado no podemos sentir más que orgullo, respeto y admiración por todo lo logrado por Manolo.

GRACIAS!!!!!

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.